domingo, 6 de marzo de 2011

Alan y Brack, criminales de Chala y Madre de Dios



Por Tankar Rau-Rau Amaru


Ya son diez los mineros artesanales asesinados a balazos por el régimen criminal de Alan GarCIA. Seis fueron en abril del año pasado en Chala (Arequipa) y cuatro en Madre de Dios, el primer día de marzo de este año. Hasta el momento ya son 64 los mineros heridos en las dos huelgas, la mayoría de bala: 47 en Chala y 17 en Madre de Dios.


Este martes, sólo unas horas antes del ataque policial-militar contra los mineros en el kilómetro 115 de la carretera Transoceánica, el ministro Antonio Brack declaró en Lima que, si se producía un enfrentamiento, no le importaban los muertos de Madre de Dios. Eso es propio de un criminal avezado.

MOTIVOS DEL PARO DE MADRE DE DIOS


El paro comenzó cuando por orden de Antonio Brack y Alan García miles de soldados y policías comenzaron a dinamitar y bombardear las dragas de los mineros artesanales en el río Inambari, amenazando con hacer lo mismo con las pequeñas máquinas del resto de los treinta mil mineros de esa selvática región.


Antonio Brack, autor de la matanza de vicuñas de Pampa Galeras (condenado, por eso, a un año de prisión y a pagar reparación civil), no ha podido demostrar con análisis de aire y agua si las dragas contaminan el medio ambiente. Pasando la frontera, las dragas brasileñas trabajan recuperando el oro que el río arrastra desde el Perú. ¿Brack, al quemar las dragas de peruanos, quiere que el oro peruano siga siendo extraído por los brasileños al otro lado de la frontera?


Por ese motivo, la Federación Minera de Madre de Dios (FEDEMIN) y la Federación Nativa de Madre de Dios (FENAMAD) convocaron a una huelga regional indefinida, hasta que el Gobierno derogue el inconstitucional Decreto de Urgencia 012-2010, que criminaliza la actividad minero-artesanal en esa región.


Los mineros autoempleados de Madre de Dios vienen esperando un plan de formalización desde hace años. Hay que aclarar que la minería en Madre de Dios representa el 36.4% del Producto Bruto Interno, y no hay otra actividad económica generada por el gobierno que siquiera llegue al 2%. Ante el abandono del agro, la minería da trabajo a 30 mil peruanos en lugares donde al Gobierno nunca le importó promover un solo centro laboral.

LA VERDAD DETRÁS DEL BOSQUE


Después de expulsar a todos los mineros artesanales peruanos de Madre de Dios, el objetivo de Alan García y Antonio Brack es entregar buena parte de esa región al nuevo imperio del Brasil, dentro del plan de invasión carioca denominado IIRSA. Uno los proyectos de ese plan es el Proyecto de la Hidroeléctrica Inambari.


La construcción de la Central Hidroeléctrica del Inambari, que servirá para mover la industria del Brasil, causará al principio la expulsión de aproximadamente ocho mil nativos a causa de la inundación, por lo cual 65 centros poblados de los departamentos de Madre de Dios, Puno y Cusco deberán ser reubicados. Se deforestará más 300,000 hectáreas, sobre todo a causa de la migración de la población a otros lugares de la misma región; la destrucción de la biodiversidad del área y la severa alteración de los sistemas acuáticos aguas abajo y aguas arriba.


Hay que recordar que Brack, promotor de un programa creado por el Banco Mundial denominado REDD, es jefe de una mafia de traficantes de bosques de la selva peruana. En este momento viene entregando las tierras de los nativos a corporaciones extranjeras para que negocien con los bonos de carbono.


¿En qué consiste el plan de REDD?: una multinacional, llámese Shell u otra, en lugar de reducir sus propias emisiones en su origen, se apodera con la ayuda de Brack y Alan GarCIA de bosques en Madre de Dios, Ucayali o Loreto aduciendo que de ese modo protegerá el carbono en ese bosque, lo que supuestamente compensará el carbono que emite a la atmósfera. Sin embargo, para que el carbono de esa área no sea alterado, nadie debe usarla ni como refugio, ni como leña, ni nada por el estilo. Eso significa, en la práctica, la expulsión o desplazamiento de numerosas comunidades indígenas.


CHALA, LIMA, TAMBOPATA, NASCA


El motivo del paro de abril del 2010: hace un año los mineros le venían pidiendo al Gobierno un Plan Nacional de Formalización dentro de una reforma minera y al Congreso una ley que promueva la actividad minera a pequeña escala para que puedan trabajar dignamente. El Gobierno les respondió con la mecida porque no los quiere formalizar. Si les formalizan, en unos diez años los mineros artesanales peruanos crecerían hasta ser grandes mineros y expulsarían del país a las transnacionales. Ese es el temor de Alan y de las transnacionales que controlan todos los poderes.


Había también otro motivo, igual de importante, para realizar la huelga: los últimos tres presidentes (Fujimori, Toledo y Alan García) habían entregado el país entero por cuadraditos a los traficantes de denuncios o a las transnacionales, cerrando toda posibilidad de trabajo a los mineros artesanales peruanos. En otro tiempo los hacendados, los amos de las tierras agrícolas, eran visibles y caminaban por las calles del pueblo dando órdenes a todo el mundo.


Los hacendados de la aldea global, los de ahora, dueños del subsuelo, eran invisibles pero manejaban los hilos de los poderes político, religioso, judicial, militar y mediático desde lejanos países, aplastando a pueblos y organizaciones opositores. Las transnacionales extraían mineral de muy pocas concesiones. La mayor cantidad de ellas las guardaban como reserva para saquearlas después. Cuando los sin empleo salieron a trabajar en esas concesiones, comenzó la persecución, las palizas, los balazos y los encarcelamientos. El fin de los nuevos hacendados era expulsar a los mineros de sus labores con leyes que mandaron elaborar en “su” Congreso por “sus” congresistas (ejemplo ONG Reflexión Democrática de Roque Benavides), o pretendían mantenerlos en pequeños guetos económicos con contratos manejados para que sean eternamente artesanales y no tengan posibilidad de crecer.


Pues bien: dieciocho regiones comenzaron a movilizarse. Las provincias de Tambopata, Nasca y Chala, además de la ciudad de Lima, fueron el epicentro de las marchas. Y fue en Chala donde Alan García ejecutó una de las peores matanzas de los últimos años, similar a la de Bagua. El fusilamiento comenzó cuando los mineros decían a voz en cuello: “Tenemos oro y cobre, y hay tanto pobre”.


REUNIÓN DE EMERGENCIA


A raíz de la matanza de Madre de Dios, los mineros artesanales de las 18 regiones del país se reunirán en los próximos días para evaluar un levantamiento nacional. Alan García, que en este periodo de su gobierno ha asesinado casi un centenar de peruanos indefensos, carece de legitimidad. No gobierna para los peruanos y no quiere que haya cambio en el país y, por tanto, viene preparando un fraude electoral. Mejor que se vaya antes de las elecciones. (tankar2@hotmail.com)



No hay comentarios: