miércoles, 13 de junio de 2012

DISCURSO CUMBRE SOCIAL PALABRAS DEL PRESIDENTE DE ECUADOR, RAFAEL CORREA


COLISEO TIQUIPAYA-COCHABAMBA
 Jallalla Bolivia, jallalla Chile, jallalla Argentina, jallalla Perú, jallalla Ecuador, Jallalla ñucanchi jatum llanta, jallalla mashi Evo Morales. Jatun saludami, tucuycuna wolquinuna, panicuna, mahachicandichi. Ojala se entienda mi quechua, que es el quechua de la sierra central del Ecuador, además amonado;a los de Guayaquil le dicen mono, entonces mono que habla quechua es difícil de entender; pero, el cariño se entiende compañeros y el inmenso cariño que tenemos para Bolivia, creo que es imposible de ocultarlo. Y hablo en nombre de todos esos hermanos de ese pedazo de la patria grande que se llama Ecuador. Un inmenso saludo a ti Evo, a todos los compañeros representantes de las organizaciones sociales, a los movimientos sociales aquí presentes de Bolivia, de nuestra América. Primero, mil gracias a Evo, al pueblo boliviano, estamos extenuados, llegamos tres de la mañana; yo creía que me iba a estar esperando, a lo sumo, un taxi y me estaban esperando ministros, embajadores, todo tu regimiento, Los Colorados ¿se llama?, que yo creía que me iban a fusilar por tenerlos pasando mala noche y no era para rendirme honores. Muchísimas gracias, no debieron molestarlos.
Siempre nos sentimos en Bolivia como en nuestra casa, porque es nuestra casa, como Ecuador es su casa, compañeros. Somos la misma historia, el mismo presente y sobre todo el mismo futuro, la patria grande. Y acá los compañeros, y escuché bien, decían Evo y Correa juntos dan pelea; aquí sólo tienen, queridos compañeros… (OVACIÓN: Evo, Correa juntos dan pelea) Solitos Evo y yo a la final no podemos dar pelear entre nosotros, podemos dar pelea junto a ustedes compañeros, ustedes son los que hacen estas revoluciones, ustedes son los que están cambiando nuestra América; nosotros somos tan sólo unos compañeros más, el destino quiso que seamos tal vez las figuras más visibles, los coordinadores de estos procesos, pero no se equivoquen, incluso con el gran Bolívar, él sólo no logró la independencia, fueron nuestros pueblos que tuvieron ese deseo, esa flama de ser libres y lo mismo está pasando en estos momentos en Bolivia, en Ecuador, en Venezuela, Argentina, Nicaragua, Uruguay, Perú, Paraguay y tantos y tantos países de nuestra América; pero Evo, este compañero junto a ustedes, daremos pelea, daremos pelea para construir la patria grande, daremos pelea contra la miseria, contra la desigualdad, contra la injusticia, contra las dominaciones extranjeras, contra el entreguismo. Marcelo, mencionó, compañero trabajador argentino y que vivan los trabajadores, un abrazo a los trabajadores bolivianos, compañeros mineros, petroleros, me siento honrado de haber recibido sus cascos de trabajo; Marcelo decía América Latina está viviendo una época de cambios, me permito precisarle, estamos viviendo un verdadero cambio de época. ¿Quién se iba a imaginar hace seis, siete años nada más, una Bolivia tan digna, tan soberana, tan decidida a alcanzar el buen vivir, una Bolivia de todas y de todos, no sólo de las oligarquías que siempre la habían saqueado? Estamos viendo un verdadero cambio de época, los poderes que siempre, yachay machicuna, poderes que siempre dominaron a nuestra América se están derrumbando, están cambiando esa relación de poderes en función del poder popular; esos estados burgueses, que sólo representaban a poquitos, en función de sus intereses, lo estamos transformando en estados populares, integrales en beneficio del bien común, en beneficio del interés general, en beneficio de todas y de todos. Ojalá este cambio sea irreversible, yo lo creo así; pero en este cambio nos tiene que acompañar todas las instituciones de nuestra América o cambiaremos también a esas instituciones. Ese es el mensaje que ha dado hoy día el compañero, ayer de noche, no pude escuchar su discurso, pero me dijeron que fue extraordinario, ese fue el mensaje que dio el compañero, Evo Morales, ayer en la inauguración de la Cuadragésima Segunda Asamblea General de la OEA, el máximo organismo de la organización de estados americanos, del sistema interamericano, de la Organización de Estados Americanos (OEA) que tiene una inmensa deuda con nuestros pueblos; como alguien decía, no tiene que obedecer a los imperios, no tiene que obedecer a esas burocracias que tienen agenda propia, tiene que obedecer a nuestros pueblos, compañeros, y tiene que estar a la altura de ese cambio de época, sino cambiaremos a la OEA por algo más nuestro, por algo mejor, por algo que esté a la altura de este proceso histórico, legendario que está viviendo la patria grande. La OEA tiene una inmensa deuda con nuestros pueblos; durante demasiadas décadas tan sólo fue, probablemente siga siendo el instrumento de política exterior de países hegemónicos, durante demasiado tiempo como dijo Fidel fue tal solo el ministerio de las colonias, como podemos admitir una OEA, un sistema interamericano, entre comillas, teniendo el criminal bloqueo de medio siglo hacia Cuba. Que podemos decir de un sistema interamericano que permite estas atrocidades y ese organismo hace mutis del foro, como podemos hablar de un sistema interamericano teniendo colonias cuya metrópolis está a 14.000 kilómetros de distancia frente a las costas de nuestra América, Las Malvinas son argentinas, Las Malvinas son latinoamericanas. Como podemos hablar de un sistema interamericano con países sin salida al mar, como podemos hablar de un sistema interamericano que busca hasta el último detalle para criticar, presionar al gobierno progresistas y hacen mutis por el foro frente a patrañas que condenaron a cinco patriotas cubanos en Miami. Esto tiene que cambiar y si no cambia, cambiaremos a la OEA compañeros. ¡¡¡No queremos y si nos da la gana de ser una patria altiva y soberana!!!! Eso decimos en Ecuador, porque el país es patria altiva y soberana. Les decía que la OEA tiene una inmensa deuda con nuestros pueblos, porque nos representa a nosotros, pueblos dignos, soberanos que ya no vamos aceptar neocolonialismos mandados recados de nadie. Pero dentro de esa OEA también hay sistemas que perdieron su orientación hace mucho tiempo eso lo hemos dicho hoy día en la plenaria de la Asamblea en la cual tan gentilmente me invitó Evo pude lanzar y decir muchas cosas, hemos sido víctimas de una burocracia con agenda propia, tremendamente influenciada por países hegemónicos, por ONG muchas veces de derecha por el gran capital detrás de los medios de comunicación, me refiero al Sistema Interamericano de Derechos Humanos, esa comisión interamericana de Derechos Humanos que sataniza y persigue a los gobiernos progresistas como Bolivia, Venezuela, Ecuador, Argentina por el pecado de no haber aceptado agachar la cabeza, someternos ante los poderes facticos de siempre ente ellos el poder mediático de una prensa burguesa¨, capitalista, negocios con fines de lucro que no les interesa informar, les interesa manipular para mantener sometido a nuestros pueblos. Si ustedes escuchan a esa burocracia a donde llegan más fundaciones que no representan a absolutamente nadie, directrices de los imperios. En Ecuador se vive poco menos que un archipiélago Gulag, en la época soviética más dura o Guantánamo con sus presos y sus torturas, cuando tenemos la Constitución mas garantista de la historia que incluso da derechos a la Pachamama, cuando estamos recuperando los derechos humanos, el derecho al buen vivir, el derecho al trabajo, el derecho a un salario digno, el derecho a ser dueños de nuestros recursos naturales, pero insisto, no someternos a los de siempre somos calumniados, vilipendiados permanentemente ¿en nombre de qué libertad tenemos que aguantar tanta ignominia?, si hasta el evangelio dice solamente la verdad nos hará libres, que no nos hagan caer en la trampa, libertad de expresión no es libertad de extorsión, no es libertad de manipulación, no es la impunidad de tal vez el poder más grande que existe a nivel planetario, superando probablemente incluso al poder financiero, que es el poder mediático. A revelarnos pueblos de nuestra América, si es que no se reforma ese sistema interamericano, particularmente los derechos humanos, para defender esos derechos, el derecho de nuestros migrantes en EEUU, el derecho de nuestros compatriotas en España, que están siendo masacrados por una crisis financiera que nos provocaron, donde todo el peso de esa crisis cae sobre el ser humano y no sobre el capital. Imagínense ustedes, los mismos bancos inducían endeudarse, daban la casa, la valoraban, 200 mil euros, daban el crédito para comprar la casa. Se desinfló la burbuja, ahora dicen que la casa cuesta 50 mil euros, la persona pierde su casa y se queda endeuda para toda la vida por 150 mil euros adicionales. ¿Qué es esto?, la esclavitud del Siglo XXI, no es otra cosa que la sobremasía del capital sobre los seres humanos. ¿Y qué dice nuestro sistema interamericano de DDHH?, como son sencillos ciudadanos, no tienen el capital, el dinero de un medio de comunicación, hacen mutis por el foro. Ese es uno de los grandes errores, se quedaron en la época de la guerra fría, se quedaron en la época de las dictaduras militares, a la cual muchos de estos medios de comunicación que nos hablan a nombre de la libertad apoyaron incondicionalmente; y creen que el único poder que pueda atentar contra los derechos humanos es el poder del Estado, cuando cualquier poder puede atentar contra esos derechos humanos. Cuando el poder mediático nos roba el derecho a la información para manipularnos, para utilizarnos, para robarnos la autoestima, para tratar de bloquear estos procesos históricos, está atentando contra nuestros derechos. Cuando una farmacéutica por rentabilizar una inversión hace que la diferencia entre la vida y la muerte sea unos cuantos dólares, está atentando contra los derechos humanos. Cuando el capital financiero hace recaer todo el peso de la crisis sobre los ciudadanos, está atentando contra los derechos humanos. Cuando países hegemónicos hacen pantomimas de juicios para encarcelar de por vida a patriotas cubanos, están atentando contra los derechos humanos. ¡Basta de doble moral¡ ¡Basta de estos sesgos descarados¡ A tener un verdadero Sistema Interamericano de Derechos Humanos, a tener una verdadera Organización de Estados Americanos. Y si esa burocracia no obedece a sus mandantes, los pueblos de nuestra América, a tener un nuevo sistema en Unasur, en Latinoamérica, un sistema mejor, nuevo, un sistema nuestros compatriotas; pero estos procesos no pueden estar anclados por una burocracia inmovilizada. ¡Qué alegría compartir con las organizaciones sociales¡ Ver este escenario multicolor, pero atentos compañeros, la derecha no es tonta, los grupos, los intereses que desean que fracasemos aprenden y hay graves infiltraciones en las organizaciones sociales, muchas financiadas por grupos de extrema derecha. Lobos disfrazados de corderos, que hablan nuestro propio idioma, pero tratan de dividirnos. Con qué desazón, con qué tristeza leían hace pocas semanas las protestas de supuestas organizaciones sociales, movimientos indígenas aquí en Bolivia, al primer presidente indígena elegido democráticamente en nuestra América, a un indígena que ha hecho lo que nunca se pensó que se podía hacer por Bolivia, por los pueblos ancestrales. Como se pueden dar esas contradicciones, si son verdaderamente de izquierda, si son verdaderamente latinoamericanistas, soberanos deben entender que pese a que haya desencuentros siempre será mucho más lo que nos una, que lo que nos separe; pero dejarse utilizar por la prensa de derecha, que trata, conspira todos los días contra el Gobierno de Evo Morales, como conspira contra todos los gobiernos progresistas de la región, es un contrasentido. Ahora sí ciertos indígenas existen, ahora salen en primera página de los periódicos. Si se trata no de buscar la verdad, sino hacer daño a los gobiernos que nos han sometido al poder mediático. Algo similar pasa en Ecuador, vemos con tristeza, nos acusan de habernos derechizado, que le cuenta que nos dan todos los días palo, porque somos demasiado de izquierda; y en asamblea votan con esos grupos de extrema derecha en nombre de la izquierda radical, en nombre de los pueblos ancestrales. Nadie ha hecho tanto por esos pueblos ancestrales como la revolución ciudadana. Gracias a Dios hemos tenido muchísimo éxito en la reducción de la pobreza, sobre todo en nuestros pueblos ancestrales. Y qué bueno ver aquí mineros porque se utiliza nuestra gente, muchas veces por parte de fundaciones extranjeras, con gringuitos con la panza bien llena que vienen a tratar de imponer en nuestras tierras lo que nunca lograron en sus países y no nos dicen no es nuestro petróleo, no es nuestra minería ¿y cómo vamos a superar la pobreza? Es que eso es economía estractivista, si superar la economía estractivista no es renunciar a nuestros recursos naturales no renovables, es movilizar los ingresos, esos recursos, para desarrollar otros sectores, el sector del conocimiento, el sector de la ciencia y tecnología, el talento humanos, eso es precisamente lo que estamos haciendo en Ecuador, a no caer en esas trampas. En el caso ecuatoriano, tenemos la Constitución más verde de la historia, jamás permitiremos que se sacrifique el agua, la vida, la Pachamama, pero tampoco podemos ser mendigos sentados en un saco de oro. El principal uyachi masicuna, desafío de Bolivia, de Ecuador, de nuestra América, es terminar con la pobreza, acabar con la miseria y apara eso necesitamos aprovechar nuestros recursos naturales queridas hermanas y hermanos de los pueblos indígenas de nuestra América. Queridas hermanas y hermanos de las organizaciones sociales a no dejarse engañar si verdaderamente buscamos el buen vivir, la patria nueva, la patria grande, siempre será mucho más lo que nos una que lo que nos separe y seguiremos peleando Evo, Hugo, compañeros presidentes, con nuestros pueblos por esta patria nueva, por esta patria de todas y de todos, por una América Latina justa soberana, digna, sin miseria en armonía con todas las culturas, en armonía con la Pachamama, con la madre naturaleza. Estas revoluciones son irreversibles, juntos no nos vencerá nada ni nadie ¡Hasta la victoria siempre Bolivia! ¡Jallalla Bolivia! ¡Jallala América Latina!

No hay comentarios: