miércoles, 22 de mayo de 2013

Sólo Toledo

Sólo Toledo podía haber logrado combinar su oferta de armar el segundo piso del edificio fujimorista y derivar poco después en la rebelión de primera vuelta de abril del 2000 acusando a Fujimori de haber organizado un fraude.

 Pero solo él mismo, para superarse, y crear el enredo de que no había que reconocer la segunda vuelta de ese año pero no había que retirarse de las elecciones. Con esto por supuesto logró fragmentar su voto entre abstenciones, en blanco y viciado, y por la chakana. Y semanas más tarde organizar los 4 Suyos de la mano con la izquierda y los sectores populares, comprometiéndose a un cambio político y moral del que se olvidó un año después cuando convocó a PPK para que fuese su brazo derecho. Sólo Toledo pudo inaugurar cinco veces las obras de Camisea anunciando que ya venía la solución a todos sus problemas, mientras conspiraba para modificar el contrato para que el gas se fuera finalmente del país. Y sólo Toledo para protagonizar el famoso llamado contra el salto al vacío en la víspera de la primera vuelta del 2011, para que otros candidatos renuncien a favor de él, y luego terminar de aliado y garante de Ollanta Humala. Pero a pesar de estos y otros antecedentes, no deja de sorprender que Toledo haya sido capaz de batir sus propios récords en su capacidad para el absurdo con este asunto de las casas, la suegra, la empresa de Costa Rica y la participación de Joseph Maiman. ¿Qué cosa puede existir en la cabeza de un político para meterse en un lío que no es ni siquiera un negocio o un blanqueo como pueden serlo las movidas de Fujimori o de García que intentan acostumbrarnos que es de lo más normal que salgan ricos y con múltiples propiedades del poder?
Toledo ha hecho todo lo posible para que la casa, las oficinas y otras operaciones hechas a nombre de su suegra parezcan suyas, lo que podría ser una modalidad de suicidio político. Pero lo mejor de todo es que se indigna por las especulaciones que ha desatado el caso y que lo salpican por todas partes. Como García, insiste en la legalidad de las adquisiciones, como si se tratara de discutir sobre el trámite de los documentos, pero no logra entender porque está perdiendo cada vez mayor credibilidad entre la gente. El escándalo de las casas de la suegra, sumado al de los destapes sobre García, entre ellos el de los narcoindultos, los crímenes y corrupciones de Fujimori que quieren ser dejados atrás con un indulto, las faenas de Castañeda que sigue en silencio, están sedimentando el terreno para una grave crisis política, donde lo peor podría ser que se intercambien favores y unos se cubran a otros a cambio de ganancias políticas. 22.05.13 www.rwiener.blogspot.com

No hay comentarios: