miércoles, 26 de junio de 2013

Carte publica a Ollanta Humala de CxC.


Teniente Coronel (r)
 Ollanta Humala Presidente del Perú
 Señor Presidente,
 Le enviamos esta carta pública para decirle que ser Presidente de un país exige actuar siempre con la verdad, cumplir con las promesas y hacer un uso austero del poder que se tiene. Le decimos todo ello porque luego de leer su entrevista ofrecida al diario español El País, constatamos que hay olvidos y tergiversaciones que no se condicen ni con la verdad ni tampoco con su calidad, como bien dice usted, de Presidente de todos los peruanos. En primer lugar, la izquierda, desde los tiempos del Amauta José Carlos Mariátegui, nunca ha abandonado la bandera de la justicia social. De otra parte sería bueno recordar que quienes colaboraron de manera decisiva en la preparación de las bases ideológicas del Partido Nacionalista fueron personas de la izquierda. Fue a la gente de izquierda, de Ciudadanos por el Cambio (CxC), que se nos encargó la preparación del Plan de Gobierno, porque, como usted dijo, se contaba con nosotros para gobernar porque no se tenían cuadros en las filas de su partido nacionalista.
Fue así que se conformó un equipo bajo la conducción de Félix Jiménez, donde participaron más de 30 profesionales, entre los cuales solo hubo un nacionalista. Proceso similar se vivió durante la elaboración y redacción de la llamada Hoja de Ruta en la que participaron activamente miembros de CXC, así como otros profesionales e intelectuales independientes y otros partidos políticos. Durante todo este proceso nosotros nunca pedimos alguna cuota de poder, como usted afirma, ni mucho menos ser ministros, vice ministros, asesores ni funcionarios; ni participamos en la repartición de cargos. En realidad, fue todo lo contrario. Fue usted quien les planteó a miembros de CXC ocupar cargos importantes del futuro gobierno. Y si bien ello no se cumplió, mantuvimos nuestro compromiso de colaboración con su gobierno. En segundo lugar, no es cierto que nos fuimos de los cargos porque no “aguantábamos” las presiones ni porque queríamos más cuota de poder. Nos fuimos porque se privilegió el autoritarismo y la represión al movimiento popular frente al diálogo y la concertación, que era el compromiso que asumimos con usted y con el pueblo peruano. En realidad, fue usted quien cambio, olvidándose de sus promesas electorales al privilegiar la explotación y exportación de los minerales concentrados frente a la industrialización de los mismos; al defender la continuidad del modelo económico neoliberal; al dejar de lado la propuesta de llevar a cabo el desarrollo de una economía nacional de mercado, alternativa al modelo económico del neoliberalismo; al negarse a restaurar los derechos laborales de los trabajadores y a poner en marcha políticas sociales de contenido universal; al propiciar políticas que dañan nuestra ambiente y que obvian la consulta previa; al optar por los tratados de libre comercio y bloquear el actual proceso de integración sudamericano. En tercer lugar, de las 14 reuniones que hubo con la izquierda, usted dirigió las tres primeras. Ahí, de usted sólo escuchamos alabanzas y reconocimientos. A la izquierda que ahora llama “acartonada”, usted le propuso la vocería política a Carlos Tapia durante 4 años y la defensa de su candidatura ante los medios. Y en la campaña del 2011 usted designó a 5 representantes de la izquierda que por disposición suya viajaron a diferentes regiones a exponer el Plan de Gobierno de la Gran Transformación. En cuarto lugar, la Comisión de Campaña del 2011 fue dirigida por Salomón Lerner y en ella participamos 5 miembros más de la izquierda y 4 del Partido Nacionalista. Fue, además, un miembro de la izquierda quien dirigió su campaña presidencial fuera del país. Por último, en lo que sí tiene razón señor Presidente, es que los congresistas de la izquierda miembros de la bancada de GANA Perú "no aguantaron" la falta de discusión interna en torno a la agenda parlamentaria y no aceptaron el método de "votar según las directivas de Palacio", para luego constatar la deshonesta y vengativa actitud de la mayoría de la bancada de su partido y de su gobierno, en alianza con la derecha, el APRA y el fujimorismo, a favor de la falsa acusación contra Javier Diez Canseco para intentar mellar su honorabilidad y su trayectoria de izquierda. Finalmente queremos decirle que hacer lo contrario a lo que se predica y permitir que aquellos que perdieron las elecciones gobiernen este país, no es el camino correcto para transformar nuestra democracia. Aunque ahora las cartas le resultan irrelevantes, como menciona en su entrevista, le hacemos llegar ésta, demandando una pequeña dosis de lealtad y veracidad, virtudes que reconocimos en usted desde el año 2005 hasta fines del 2011. Atentamente, Cecilia Israel Coordinadora Nacional Ciudadanos por el Cambio CxC

No hay comentarios: