sábado, 14 de septiembre de 2013

CEREMONIA ANCESTRAL DEL SITWA RAYMI


21 de setiembre, 10 de la mañana, waka Mateo Salado, Pueblo Libre Con la finalidad de recuperar ceremonias ancestrales de gran significado,
el Despacho de la parlamentaria andina Hilaria Supa, y las Warmi Kamayoq de la VIII Caminata a las Wakas de la Qochamama del Pacífico, realizarán la Ceremonia del Sitwa Raymi/ Ceremonia de la luna dedicada a las mujeres, el sábado 21 de setiembre a partir de las 10 de la mañana en la Waka Mateo Salado, ubicada a dos cuadras de la Plaza de la Bandera en el distrito de Pueblo Libre. El Sitwa Raymi, señala el tiempo de la luna, tiempo de lluvias, pero también de enfermedades, gestación y otros. La ceremonia del Sitwa Raymi es dedicada a las mujeres. Según los historiadores, la tercera fase del calendario ritual andino empieza en el mes de septiembre, mes de Qoya Raymi, cuando se realiza el ritual de la sitwa. Es el inicio de los sembríos mediante la irrigación, la tierra está labrada y abierta; entonces empieza el período de su fecundación. Con este ritual de la sitwa se trata de alejar y de conjurar las enfermedades, los males, las pestes y los infortunios que aparecían cuando se terminaba el período de sequia y empezaban las lluvias. Se relaciona la enfermedad con las lluvias y entre septiembre y marzo se suceden el mal ánimo, las enfermedades y la muerte. Por ello, se realizaban actos purificadores y ritualmente se conjuraba para alejar las influencias nefastas y los males, sobre todo en las ciudades y en la capital que era el Cusco. La limpieza, que había empezado en el mes de agosto con la preparación y reparación de los canales de irrigación, se intensifica en este período, dirigido al buen funcionamiento del cuerpo y a la conservación de la salud. Las mujeres preparaban el sango, masa elaborada con harina de maíz y mezclada con la sangre caliente de una llama recién sacrificada. Con este yaguarsango, se ungía la cara, las extremidades y el cuerpo, y se cubría las puertas y el interior de las casas y algunas de las provisiones almacenadas. Luego, arrojaban una parte de esta masa a los ríos para purificar el agua. También consumían colectivamente el sango con el propósito de renovar un pacto entre los originarios y los extranjeros y además con el fin de asegurar mejor el período de la siembra. Se solicita a los asistentes llevar flores, palosanto, chicha, cancha, coca, fruta para compartir después de la ceremonia. Se agradece la publicación Informes: Oficina de Prensa: Despacho Parlamentaria Hilaria Supa/ Telfs: 7197897 / 999633035.

No hay comentarios: