jueves, 12 de septiembre de 2013

DIALOGO TRAMPOSO


Envio: Asunciona Romaina .
Gobierno usa “dialogo” para sostener el modelo económico neoliberal y la entrega de nuestros recursos.
Parece una obra teatral ensayada y puesta en escena en una entrega de varios capítulos. Una a una van pasando y posando las delegaciones de los partidos invitados al dialogo con el gobierno. Cada una con su lista de propuesta bajo el brazo. Todos saben que de ahí no saldrá nada nuevo para el país, salvo algún trueque de favores políticos. Saben perfectamente que la inasistencia del presidente no es por una cuestión de protocolo sino porque le importa un rábano lo que allí se exponga. Lo suyo está determinado de antemano. Gobierna para la CONFIEP, las grandes corporaciones mineras, las multinacionales, y en ello están todos de acuerdo. La gran traición se ha consumado por eso Humala busca el dialogo con sus iguales, incluyendo a los corruptos. El líder del gran cambio y la gran transformación ha devenido en defensor a ultranza del modelo heredado por Fujimori, Toledo y García. Las supuestas fuerzas de “oposición” no pretenden hacerle cambiar el rumbo, todo lo contrario, buscan afirmarlo. Más allá de eventuales contradicciones, lo cierto es que actúan muy de consenso en casi todo, como cuando se pusieron de acuerdo con la “repartija” en el Congreso. Todos ellos quieren que a Humala le vaya bien en la tarea que le han asignado los grupos de poder. ¿Y por qué han tenido que ir en su auxilio? Porque la crisis política de julio generada por los desatinos del gobierno y la protesta social amenaza ser una constante acrecentada por las dificultades económicas que nos trae la crisis mundial. No es casual que el dialogo sea con la fuerzas de derecha y no con el pueblo que le llevó al poder. El presidente Humala lo que busca con el dialogo es recuperar la iniciativa perdida, ganar algo de oxígeno y preparase para enfrentar la protesta social que se ha tornado en la real oposición al gobierno. Por eso llama poderosamente la atención que sectores que se reclaman de izquierda se presten a este juego del gobierno. Con ello sus acciones desdicen sus palabras y se convierten en colaboradores de esta maniobra política. No es que estemos en contra del dialogo como instrumento de entendimiento y búsqueda de acuerdos. Lo que pasa es que en este caso se trata de un dialogo amañado, un dialogo tramposo en donde el verdadero objetivo es sostener al gobierno y reprimir el descontento social. Por ello: respaldamos la convocatoria del Paro Cívico Nacional del 26 de septiembre y proponemos iniciar un auténtico “diálogo con los de abajo” para reivindicar y mantener en alto el Programa de la Gran Transformación. El mismo que plantea entre sus principales propuestas la necesidad de una nueva Constitución vía una Asamblea Constituyente democrática y representativa, única manera de responder al desgobierno y romper con el modelo neoliberal. Y en lo económico empezar por la recuperación de nuestros recursos energéticos y naturales; la revisión y/o anulación de los TLC colonialistas que arruinan el agro, la pequeña y mediana industria; la ley de consulta previa de carácter vinculante; la defensa el agua, el medio ambiente y la biodiversidad; la revolución educativa que implica un aumento al 6% del PBI para Educación y una reforma universitaria que democratice las universidades; así como conquistar la integración latinoamericana por nuestra segunda independencia. Estos cambios no se gestarán desde el gobierno ni de ese tipo de “diálogos”, sino serán conquista del pueblo organizado, con sus luchas y sus propuestas. De ahí que se hace necesario construir una nueva alternativa política amplia y confluyente que recupere el proyecto de la gran transformación. Invitamos a un encuentro de diálogo con las auténticas fuerzas del cambio: el movimiento nacionalista que no se deja arrastrar por el ollantismo, las organizaciones gremiales, ciudadanas, populares, juveniles, colectivos, minorías, profesionales, etc., para responder juntos a la arremetida del gobierno y sus aliados. 
 Viernes 13 setiembre 5pm - 
Local Central MPGT 
Plaza Bolognesi 600- 2° piso
 Jorge Rimarachin, Congresista de la República;
Tito Prado, dirigente MPGT;
Julio Blanco, dirigente Comando Estudiantil Nacionalista - COEN

No hay comentarios: