viernes, 11 de octubre de 2013

Venezuela, la gran aula universitaria nacida en Revolución


Venezuela, la gran aula universitaria nacida en Revolución En Venezuela estudiar una carrera universitaria, más que un derecho consagrado en la Constitución Nacional, es una realidad latente. Desde el comienzo de la revolución bolivariana, con la primera victoria presidencial de Hugo Chávez en 1998, el crecimiento del sector universitario ha sido significativo, en términos cualitativos y cuantitativos. Para 1998, el país tenía una matrícula universitaria de 489 mil estudiantes en el sector público, mientras que hoy, la matrícula es de dos millones 600 mil estudiantes de un sistema de educación totalmente gratuito, señaló recientemente el ministro para la Educación Universitaria, Pedro Calzadilla.
Y es que el proceso de inclusión emprendido en Venezuela desde hace 14 años ha convertido al país en un gran aula, en la que un total de 64 universidades albergan un panorama de oportunidades y desarrollo para el pueblo, que además dictan programas de formación con pertinencia social, lo que le garantiza al país su desarrollo, cumplir con las metas del milenio y, a su vez, estar a la punta del proceso de inclusión en materia universitaria. "Hoy en día, y gracias al entusiasmo de Chávez, logramos transformar la educación universitaria desde algo que estaba reservado para un número muy pequeño de venezolanos, a un derecho universal en nuestro país", destacó Calzadilla, durante una inspección a la Escuela Bolivariana Nuestra América, ubicada en Catia, en días pasados. Así las cosas, Venezuela ocupa el quinto país en el mundo y es el segundo en América Latina, en materia de inclusión a la educación, logro que ha sido reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés). En ese sentido, no es baladí recordar que el Gobierno Nacional ha garantizado la inclusión de todos los venezolanos al sistema educativo, a través de las distintas misiones educativas, Robinson, Ribas y Sucre, ésta última referida a la incorporación a la educación universitaria. Al respecto, el presidente de la Misión Sucre, David Silva Prades, informó, en entrevista a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), que desde el año 2004 a la fecha han sido atendidos, entre egresados y estudiantes regulares, un total de 620 mil 695 personas. De ese total, indicó que en la actualidad 307 mil 279 personas cursan algunos de los 26 programas nacionales de formación, mientras que desde el 2009 han egresado 266 mil 959 estudiantes. Además, 47 mil personas acaban de ingresar al Trayecto Inicial, que es un curso introductorio que dura tres meses, agregó. Con respecto al histórico de egresados de Medicina Integral Comunitaria a la fecha van 14 mil 293, al tiempo que producto del Convenio Cuba-Venezuela se han graduado 875 personas en estudios de maestría. En Sucre también se forman 1.600 privados de libertad de diversos centros penitenciarios del país. No más población flotante El viceministro de Políticas Estudiantiles del Ministerio de Educación Universitaria, Jehyson Guzmán, resaltó en declaraciones recientes que "hoy la educación universitaria en Venezuela es totalmente distinta a la que existía antes de la llegada de la revolución bolivariana: hemos acabado con la exclusión y se han abierto posibilidades de estudio para todos, acción que antes eran impensable para los gobiernos de turno". Para ello, un mecanismo que ha permitido abrir la educación universitaria para toda la población venezolana surgió con la creación en 2009 del Sistema Nacional de Ingreso (SNI), implementado por la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu), que sustituyó a la prueba de aptitud académica y garantiza una distribución más equitativa de los cupos en las casas de estudio universitario, toda vez que considera otras variables además del promedio de notas, como perfil socioeconómico, la zona y carrera que desea estudiar el ciudadano. De esa manera, el Ejecutivo logró acabar con la llamada "población flotante" (jóvenes sin empleo, ni cupo en las universidades), así como el recordado "Comité de Bachilleres sin cupo", que agrupaba a jóvenes que no eran aceptados por la Universidad Central de Venezuela (UCV), quienes solían impulsar jornadas de huelga en reclamo a su derecho de acceder a la educación universitaria. Calidad de vida estudiantil En consonancia con la democracia protagónica y participativa, pilar fundamental del proceso revolucionario venezolano, la población estudiantil hace parte de las mesas de discusiones en la implementación de políticas públicas para el sector educativo, destacó este miércoles, el director nacional de calidad de vida estudiantil, Félix Sucre. "Hemos logrado en estos años la incorporación de los estudiantes a través de los consejos estudiantiles y los comités de usuarios, en el seguimiento y control a toda la ejecución del presupuesto universitario. Igualmente, le permitimos a los estudiantes articular un trabajo con las comunidades y llevar las universidades a la comunidad, que es uno de los objetivos de la municipalización universitaria", dijo. Para la articulación de estas acciones ha sido preponderante el Viceministerio de Políticas Estudiantiles, que no existía en la IV República, y que es una garantía de la atención directa al estudiante. "El Viceministerio tiene una estructura que permite atender a los estudiantes desde las diferentes áreas vinculadas a su atención. Por ejemplo, tenemos el área de participación estudiantil, en la que se realizan encuentros con los estudiantes para abrir espacios para el diálogo y para fortalecer los liderazgos. Otra área es la calidad de vida de los estudiantes, que atiende todos los servicios que se generan como el transporte, comedor, servicios médicos", explicó, por su parte, la directora de planificación y presupuesto del Ministerio de Educación Universitaria, Ana Jaimes. En 14 años la revolución bolivariana, como lo evidencian cifras y acciones, ha facilitado el ingreso y la prosecución estudiantil en el contexto de una educación universitaria pública, permanente, integral, gratuita y en igualdad de oportunidades para todos los bachilleres, con el propósito de incrementar el nivel educativo de la población venezolana y formar ciudadanos comprometidos con el desarrollo del país. Agencia Venezolana de Noticias / Viernes 11.10.2013

No hay comentarios: