viernes, 8 de noviembre de 2013

Embestida pro transgenicos para tumbarse la ley de moratoria en el Perù

Tomado de Agro Noticias
Nuevamente ¡PRO TRANSGÉNICOS AL ASALTO! Buscando tumbarse a la Ley de Moratoria.
 como es de conocimiento público, el nueve de diciembre del 2011 fue publicada la Ley No. 29811, por la que se estableció una motaroria o veto nacional de 10 años a la importación y producción de organismos vivos genéticamente modificados o transgénicos para reproducción (no para investigación y usos medicinales)
 ● Luego, el Reglamento correspondiente salió el 14 de noviembre último, vía Decreto Supremo No. 008-2012-MINAM.
 ● Ante ello, los grandes intereses transnacionales —ávidos de capturar nuestro mercado de semillas y de alimentos, aunque en especial los mejores recursos de nuestra biodiversidad— se replegaron prudencialmente, incluso callando a sus venales procuradores y diligencieros criollos, varios de ellos enquistados en la misma esfera estatal
 ● Ahora se puede deducir que ese repliegue fue sólo momentáneo; primero, para no malquistarse con un régimen que —desde la campaña electoral— se jugó claramente por la moratoria, mientras aquéllos desplegaban una torva campaña —incluso utilizando a ciertos ministros y asesores del antinacional gobierno analista— por tratar de imponernos el ingreso de los transgénicos y la transgénesis, y segundo, para diseñar una nueva estrategia de ataque en pro del mismo objetivo.


 ● Pues en los meses recientes, las transnacionales, sus representantes diplomáticos y sus “felipillos” internos han vuelto abiertamente a la carga, buscando nada menos que la deslegitimación del Ministerio del Ambiente como Autoridad Nacional en la materia, así como el desprestigio y la posterior derogación de la Ley de Moratoria. Esto lo indican diversos hechos que AGRONOTICIAS está correlacionando para demostrar en breve lo aseverado.
 ● Ante ello, aquí debemos reiterar: Primero, la transgénesis y los transgénicos son como los cuchillos: no son malos o buenos de por sí; su bondad o su maldad depende de quién los tiene y para qué los usa. Segundo, el Perú no es un país cualquiera, sino uno de los grandes centros de la biodiversidad mundial, por cuya razón no se podía ni se puede admitir alegremente la introducción de una biotecnología que entraña serios riesgos para —entre otros— ese megapatrimonio natural. Y tercero, la Ley de Moratoria está orientada —precisamente— a que el país se tome un tiempo razonable para sopesar técnicamente si la transgénesis y los transgénicos le convienen o no en términos trascendentes.
 ● Pero como la voracidad crematística no conoce escrúpulos, las transnacionales y sus huestes locales ahora están desplegando nuevamente todo su poderío económico y político para alcanzar lo que se han propuesto. Como primer paso de ello, cuestionan frontalmente a la misma de Ley Moratoria, aduciendo que ésta sólo hará que el país se retrase en el aprovechamiento de los supuestos beneficios productivo-económicos de los transgénicos. Al mismo tiempo, tratan de copar con su gente todos los espacios oficiales desde los que se puede boicotear burocráticamente la implementación de la norma. La más reciente prueba de ello es la designación del Ing. Javier Verástegui Lazo —profesional ajeno a las ciencias biológicas y agronómicas, pero puntal de la organización protransgénica PerúBiotec— nada menos que como representante del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (CONCYTEC) ante la Comisión Multisectorial de Asesoramiento para el Desarrollo de Capacidades e Instrumentos relacionados con los transgénicos; donde ejercerá un papel clave, puesto que el CONCYTEC tiene la Secretaría Técnica (gerencia) de la referida comisión. Y paralelamente, buscan socavar la autoridad del Ministerio del Ambiente, utilizando a otros ministerios e institutos donde tienen aliados ostensibles, como ciertos funcionarios “especializados” del INIA que —en vez de trabajar por el inventario y el registro siquiera de nuestros mejores recursos genéticos— actúan como virtuales procuradores y megáfonos de las transnacionales.

● Adicionalmente, al cierre de esta edición AGRONOTICIAS recibió la  copia de una carta  dirigida por  una embajada extranjera a un ministro, en la que ella —inmiscuyéndose en la política soberana del Estado nacional— cuestiona varios puntos del Reglamento de la Ley de Moratoria, con argucias que en la práctica  equivalen a decir “ queremos cancha libre para el ingreso de nuestros materiales genéticos para reproducción, sean transgénicos o no”
● En  consecuencia y en síntesis,  los dignatarios y funcionarios honestos del régimen nacionalista, así como las instituciones representativas del agro y la sociedad, tienen que alistarse nuevamente para enfrentar juntos  a la repotenciada  embestida de los pro transgénicos. No hay tiempo que perder-
Francisco Rojas Oviedo

No hay comentarios: