viernes, 1 de noviembre de 2013

Noticias inesperadas

El martes por la noche dictaba una clase que trataba de los ciclos políticos en el Perú, y estuve con el celular apagado. Hacia las 10 de la noche volví a conectarme en el mundo y me llegaron dos noticias sorpresivas. Una me causó un profundo dolor, y era la que se refería a la violenta muerte de la señora Otilia Campos, madre de Víctor Polay, dirigente del MRTA, preso durante 21 años, encerrado en la base naval del Callao. No puedo imaginar cómo se recibe una noticia como esta tras los barrotes de una cárcel, especialmente cruel y destructiva como la que el ingenio maligno de Fujimori-Montesinos ideó para sus enemigos dentro de una instalación militar. Polay ha resistido estoicamente el aislamiento, las visitas espaciadas de su familia, la falta de luz que le ha afectado la vista, la presión brutal de su captures para que capitule, etc. Pero ninguna prueba debe ser más difícil de asimilar que la pérdida de la madre y compañera, que estaba siempre en cada ocasión de visita y que él sabía que se movía de un lado a otro con la esperanza de que su hijo estaría alguna vez libre. Conocí a la señora Otilia cuando visitaba a las personas que creía que podían escucharla. Así es que firmé junto a muchas otras personas una petición por un juicio justo al líder MRTA en el año 2005,
que algunos que seguramente prefieren un juicio injusto y vengativo me enrostraron recordándome algunos de los hechos más violentos de los años de la guerra. Claro que no quiero volver a ver a mi país ensangrentado y aterrorizado. Pero precisamente por ello entendí a la señora Otilia que encontraba en su hijo el mismo espíritu que impulsó a su esposo, el padre de Polay, a fundar el APRA revolucionaria de los años 20 y a sufrir la cárcel y la separación de su familia sin quejarse por ello, y que no hizo de la política una vía para enriquecerse como sí lo hacen los de la dirigencia actual La segunda noticia tiene que ver con el nombramiento de un nuevo primer ministro, que si alguna característica tiene es que a diferencia del anterior ya le dijo una vez no a Humala cuando trató de enrolarlo en el 2012, por lo que puede suponerse que tiene mucho mayor capacidad de negociar el gabinete y la prioridad de las políticas públicas que un premier del sí señor. Hay que esperar el reordenamiento final del gobierno para poder opinar. En todo caso parece ser que lo que está jugándose es saber si el nombramiento de César Villanueva es una movida de corto plazo como fue el de Yehude Simon en el 2008, con el que también se recurrió a lo regional, o si trata de un plan para re-asociar fuerzas políticas pensando en los años finales del gobierno y en el 2016. 31.10.13 www.rwiener.blogspot.com

No hay comentarios: