lunes, 15 de diciembre de 2014

Encuestadoras y gran prensa


La última encuesta de Ipsos, publicada por El Comercio, llega como siempre después de la tormenta de titulares de la gran prensa de los días anteriores. La conclusión está aparentemente en la primera página del diario cabeza de la concentración que dice: “El 82% que conoce del caso Figallo cree que debe irse”; que en la página 4 se convierte en “Gobierno protege a acusados de corrupción según sondeo”. Veamos la encuesta misma: a la pregunta de si aprueba o desaprueba la gestión del ministro Figallo, el 59% de todos los entrevistados la desaprueba, mientras que sólo el 9% la aprueba y el 32% no precisa. Se entiende que es la campaña de estos días, generada por la renuncia del procurador Salas y la destitución de la fiscal ad hoc Vilcatoma, con audios y denuncias de por medio, la que ha dado lugar a este resultado, en el cual hay un tercio casi aturdido que no dice nada. Pero en la siguiente pregunta acerca de si está enterado del caso Martín Belaúnde Lossio (observen como El Comercio ha trastocado el caso Belaúnde en caso Figallo), se descubre que sólo el 38% de los encuestados dice estar enterado, mientras que el 59% afirma que no lo está.
Aquí aparece una notable contradicción porque de cada 100, habría 59 desaprobando al ministro de justicia, y apenas 38% que afirman estar al tanto de que se trata. O sea que hay 21% que desaprueba sin sentirse informado del caso. ¿Quieren una mejor prueba de cómo funciona el mecanismo de la prensa concentrada y su relación con las encuestadoras? Sobre el grupo de los enterados (38%), se pregunta si el gobierno está protegiendo o no al prófugo. Y la respuesta es que 79% de los enterados cree que hay protección y 15%, que no. Esto es lo que genera el titular de la página 4 en el que un 79%, de 38%, da alrededor de 30% en el tema de la protección, aunque el titular quiera atarantarnos como si la mayoría de los entrevistados estuvieran en esa posición. En cualquier caso habría que aclarar que alrededor de un tercio está creyendo lo que dicen fujimoristas, apristas y la gran prensa, que Humala no quiere capturar a su antiguo colaborador. Lo mismo puede decirse del 82% que reclama la renuncia o censura de Figallo, de acuerdo a la primera página, que en realidad es el 31% del universo encuestado, lo que deja la sensación de que, a pesar de Ipsos y los Miró Quesada, no se está forjando una opinión mayoritaria, sino una seria confusión, manipulada entre el medio y la encuestadora. Cuando trata el caso López Meneses, mucho más simple que el de Belaúnde, los que se consideran enterados son el 46% y los que no están en nada, al 56%. De los enterados se obtiene que un 72% que cree que el operador fujimontesinista es protegido (¿?) y 23%, que no. Esto da 33% de los encuestados, que dicen que es protegido aunque no tengan idea de cómo. 15.12.14 www.rwiener.blogspot.com __._,_.___

No hay comentarios: