jueves, 12 de marzo de 2015

ANTONIO LEDEZMA, biografía de un miserable.

Por José Carlos Vértiz
"El Comercio" y sus satélites ("Correo", "Perú 21" y "Canal N") nos presentan a Antonio Ledezma, uno de los conspiradores principales de la reciente intentona de golpe para derrocar al gobierno de la Republica Bolivariana, como si fuera una respetable hermanita de la caridad. Imagen de la inocencia con cabellos blancos, incapaz de matar un mosca, solo le falta un crucifico entre sus manos. Esta es la estampita religiosa pisoteada por el "abusivo" Presidente Contitucional Nicolas Maduro. Tal es la imagen elaborada por la Unidad de Investigacion de la prensa concentrada que dirige la familia Miro Quesada. Si, hablamos de Antonio Ledesma, el alcalde .


 Vamos a repasar hechos objetivos e históricos descaradamente omitidos y ocultados por la matriz que alimenta con sus "investigaciones" a las publicaciones del grupo más poderoso de prensa en el Perú. Ledezma no es un nuevo personaje brotado en la lucha contra Hugo Chávez. Claro que aparece fundando el partido Alianza Bravo Pueblo el año 2000. Pero entonces ya era un viejo dirigente rejugado en las lides políticas, con todos los vicios y taras del símil del Apra en Venezuela: el corrupto partido Acción Democrática(AD) de Carlos Andrés Pérez, al que sirvió en cuerpo y alma. Ledezma sostuvo: "Yo no me ido de AD, no me he separado del sentimiento de AD.....Yo no puedo venir aquí a echarle porquerías a un partido en el que he militado 34 años". (Conferencia de prensa- "El UNIVERSAL", Caracas 5 feb. 2000). Previamente, el año anterior (30 sep. 1999), había tomado violentamente el local de su partido con un grupo de choque para ventilar "discrepancias". Antes, en 1996, como alcalde del Municipio Libertador (Caracas), reprimió varias veces a los trabajadores informales. Pero el 28 de noviembre de 1996 al dirigir un operativo contra los vendedores callejeros acabó con la vida de uno de ellos: Leonarda Reyes, que fue sepultada a escondidas e ilegalmente. En 1998, los vendedores de La Hoyada, centro de Caracas, también fueron objeto de su furia represiva. Pero retrocedamos hasta 1992, Carlos Andrés Pérez lo había nombrado Gobernador del Distrito Federal (Caracas) y en medio de una rebelión militar, las autoridades gubernamentales ordenaron abrir las celdas para que fugaran los presos y vincularlos a la rebelión. Fue una emboscada criminal donde murieron unas doscientas personas según el diario El Nacional de la época. Las cifras oficiales reconocen 63 víctimas y 20 desaparecidos. Estos hechos se conocen como la masacre de la cárcel Retén de Catia. Ledezma que había acudido con su Policía Metropolitana aplicó la ley de fuga y compartió esta siniestra acción con la Guardia Nacional. Fue una violación de los derechos, todas las víctimas estaban desarmadas. Ledezma se justifica así: "Lo de Retén de Catia tiene vinculación con la insurrección golpista porque no hay duda de que lo que se pretendió era crear un caos en Caracas y que salieran a la calle más de 3 mil reclusos y eso tuvo que enfrentarse a costa de muchas vidas." (EL PAIS, España, 1 dic. 1992). Sigamos retrocediendo en el tiempo. El mismo año de esa masacre, el Gobernador Ledesma reprimió una protesta de estudiantes y periodistas contra el toque de queda decretado por Carlos Andrés Pérez, fue el 19 de marzo, arremetió contra los protestantes y entre los heridos y contusos, una periodista sufrió una conmoción cerebral causada por una bomba lacrimógena. Le suturan 15 puntos y durante meses sufrió una agonía terrible y aunque fue sometida a 7 intervenciones quirúrgicas falleció el 15 de enero de 1993. El nombre de la periodista es María Verónica Tessari. Ledezma tiene 60 años y se enroló en AD a los 18 años. Ha sido diputado dos veces, en 1984 y 1989, senador en 1996. Sin embargo, no ha podido llegar nunca a una precandidatura presidencial porque entre la misma oposición la mayoría no lo prefiere. Cuando ha fracasado en una elección grita fraude. Al intentar sabotear un proceso electoral retirando las listas de la oposición volvió a fracasar, igual el pueblo apoyó masivamente al chavismo . El chavismo sí ha respetado la elección de Ledesma en el 2008 y su reelección el 2013. Después de esta última, Maduro declaró públicamente en la Plaza Bolívar: "Reconozco al señor Ledezma con todas las diferencias que tenemos como alcalde Metropolitano".No hay, ni ha habido ninguna persecución. Ahora debe responder por la conspiración en la que ha participado, la acusación esta dentro de la ley. Ledezma, además, es un golpista reincidente, apoyó el golpe de Carmona y a los militares que se rebelaron el 2002. Después incitó el 2004 al incendio del local del Movimiento V República. Muchos de estos golpistas, recordemos, fueron perdonados por el decreto de amnistía política del 31 de diciembre de 2007. El comandante Hugo Chávez fue magnánimo con estas sabandijas Esta es parte del historial político de Antonio Ledezma, por eso Maduro se refiere a él como "vampiro". Ledezma puede marchar y vestido de blanco o de negro, puede protestar y lo hace legalmente. Pero a la vez conspira con los golpistas y por estas acciones es que debe responder ante la Fiscalía y el Ministerio Público. Ledezma quiere jugar a dos bandas "y se hace el calladito", señala Maduro, pero "ni que rece el padrenuestro se lo creo". Nosotros tampoco. La Unidad de Investigación de "El Comercio" nos ha fabricado un "héroe democrático", pero Antonio Ledezma es un miserable más en la polarizada escena política de Venezuela polarizada entre su pueblo chavista y los golpistas pronorteamericanos. Los amigos del pueblo venezolano en Perú no queremos que el imperialismo repita la trágica y sangrienta experiencia de Guatemala en 1954 o de Chile en 1973. Hoy Venezuela tiene derecho a defenderse con todo. Por eso protestamos y la defendemos amparados en la verdad, con todas nuestras fuerzas en estos difíciles momentos que atraviesa. Venezuela, nuestra hermana República Bolivariana.

No hay comentarios: