jueves, 12 de marzo de 2015

TSJ exige a EEUU cese de las maniobras ilegales, infamantes e irrespetuosas contra Venezuela

Caracas, 11 de marzo de 2015 (RNV).-
 El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), a través de su presidenta, Gladys Gutiérrez, exigió a las autoridades de EEUU a cesar las maniobras destinadas a desestabilizar el Estado Social de Derecho de Venezuela, infamantes y lesivas a la dignidad del pueblo venezolano, y violatorias de la Ley Internacional. 



A través de un comunicado, el máximo tribunal venezolano llamó a defender a Venezuela y detener esta escalada contra el Estado venezolano, al rechazar la ambición arrogante y las armas de sectores poderosos e imperialistas del mundo que tienen la capacidad de sembrar muerte, hambre y destrucción. A continuación, el texto del comunicado: Rechazar categóricamente las maniobras de desestabilización del orden interno, así como las acciones tomadas por el Congreso y Gobierno de Estados Unidos de Norteamérica (EEUU), infamantes y lesivas a la dignidad del pueblo de la República Bolivariana de Venezuela, todo lo cual obedecería al único objeto de atentar contra el Estado Social de Derecho, pretendiendo una ruptura del hilo constitucional al margen del talante democrático popular; al igual que mostrar acciones de intimidación en general a quienes ejercen legítimamente el Gobierno democráticamente electo en el Estado venezolano, como medio censurable de irrespeto a los más esenciales fundamentos del derecho y principios de autodeterminación, igualdad, soberanía y asuntos internos de la nación. Apoyar de forma contundente la institucionalidad venezolana, la cual ejerce el poder constituido en el Estado Social de Derecho y Justicia que se ha dado el pueblo venezolano, a través de innumerables expresiones de participación popular que reitera la irreversible conducta protagónica que le acuerda el legítimo orden constitucional. En esta ratificación, queremos brindar un reconocimiento al pueblo de Venezuela que se ha volcado mayoritariamente convocado por la conciencia patria, a rechazar en múltiples expresiones las afrentas a valores y principios en que se funda nuestro Estado democrático de Derecho y Justicia, la Doctrina de Simón Bolívar, Libertador, y el patrimonio histórico nacional, pleno de heroísmo en la gesta por la libertad. De igual forma, nuestro comunicado señala: Adherirnos como Poder Judicial a los planteamientos y propuestas formulados por el resto de los Poderes Públicos y el Poder Popular, para defender y exigir respeto al orden jurídico y al pueblo venezolano; felicitando a los órganos correspondientes que impulsan los procesos respectivos para hacer respetar el orden constitucional e institucional, cuya potestad le ha dado el pueblo venezolano. Por último, respaldar al Poder Ejecutivo Nacional, a quien le corresponde dirigir las relaciones exteriores de la República, en consonancia con el principio constitucional de colaboración entre las ramas del Poder Público, en su continua profundización respecto a la activación de las instancias nacionales e internacionales, para exigir el cese de las agresiones contra el pueblo, el Estado y el orden constitucional venezolano, a través de los mecanismos jurídicos, inclusive de los organismos internacionales competentes, además de cualquier otra acción en el marco de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, encaminada a hacer respetar la soberanía, la autodeterminación y la independencia nacional, respaldo que se hace extensivo al pueblo venezolano que puede verse afectado por la situación descrita. Finalmente, cabe reflexionar que en la ambición arrogante y las armas de sectores poderosos e imperialistas del mundo está la capacidad de sembrar muerte, hambre y destrucción, mientras que en las manos de la humanidad, con la más elevada conciencia, está hoy la capacidad de detener esta escalada contra el Estado venezolano y hacer valer el derecho internacional y los Derechos Humanos de los pueblos.

No hay comentarios: